4.000 personas participarán en un estudio que permitirá conocer por qué enfermamos, mejorar la prevención y avanzar hacia una medicina personalizada de precisión